Aún queda camino: 40 años de Gay Pride

 In LGTB

Nuestra sociedad y cultura se han basado histórica y tradicionalmente en la heterosexualidad como norma, excluyendo de multitud de derechos a aquellas personas que no se incluían en este modelo. Los colectivos que no se han venido identificando con el binomio cisgénero-heterosexualidad han visto reducidos e incluso eliminados sus derechos durante años.

Este año es realmente importante para el colectivo LGTBI+ ya que se conmemoran los 40 años de la primera manifestación en Madrid. Pero, ¿qué avances se han conseguido en España durante estos 40 años para este colectivo?

En 1978 entra en vigor la Constitución española que promulga el principio de igualdad sin distinción de todas y todos los ciudadanos. Hecho fundamental para que el colectivo pueda avanzar en sus reivindicaciones. Sin embargo, no era suficiente, sino que el mandato constitucional debía hacerse efectivo.

Habría que esperar al año 2005 para que se modifique el código civil español y se apruebe el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo. Mediante esta aprobación, se diluye una especie de frontera simbólica entre las personas heterosexuales, que sí podían casarse, y las homosexuales, excluidas de este derecho y de los múltiples que el matrimonio conlleva, como por ejemplo, la adopción. Sin embargo, esta ley fue muy por delante de la sociedad. Una sociedad enmarcada en una fuerte tradición católica que sólo considera el matrimonio entre un hombre y una mujer y que presupone moralmente superior a las personas heterosexuales y que se basa en la heterocentralidad.

Destaca también que ahora los y las menores transexuales pueden cambiar su nombre y sexo en el registro civil sin necesidad de presentar informes médicos o psicológicos.

Además, este año la OMS deja de considerar la transexualidad como un trastorno mental. Hecho realmente importante, ya que las personas trans siguen siendo las más estigmatizadas y vulnerables en nuestra sociedad, por ello, el orgullo 2018 reivindica especialmente este colectivo.

No cabe duda, que nuestra sociedad ha avanzado mucho durante estos últimos 40 años de democracia, pero el colectivo LGTBI+ sigue siendo objeto de múltiples violencias y discriminaciones, mostrando como una parte de la sociedad sigue rechazando y violando sus derechos.
Por tanto, a pesar de que contemos con una de las legislaciones más avanzadas en esta materia, no ha sido suficiente para lograr la igualdad real. La igualdad real sólo será posible conseguirla aunando cambios legislativos y cambios sociales.
Es necesario que exista una herramienta legal capaz de aunar de forma global y transversal todos los ámbitos y esferas de la sociedad. Ámbitos como la salud, la educación, las administraciones y el laboral. Además de afrontar la LGTBIfobia.
Esta herramienta legal, no puede ser otra, que una ley orgánica e integral que haga posible la igualdad REAL de este colectivo. Empezando por la educación como elemento fundamental en las sociedades igualitarias y democráticas.
Comprobamos, que sí, se han hecho muchos avances en derechos para este colectivo históricamente marginado y maltratado, pero aún queda mucho recorrido por hacer, y no podemos olvidar que hay que recorrerlo DÍA A DÍA.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search