El voto femenino en España tiene nombre: Clara Campoamor

 In Uncategorized

El voto femenino en España tiene nombre: Clara Campoamor

En 1931, antes de que las mujeres pudieran votar, había en el Congreso de los Diputados de España tres mujeres diputadas: Clara Campoamor, Victoria Kent y Margarita Nelken, aunque esta última no había recogido todavía su acta de diputada. Aun así, el voto femenino en España tiene nombre: Clara Campoamor.

En 1931 todos los hombres mayores de 23 años y todas las mujeres mayores de 23 años podían ser escogidos para las Cortes Constituyentes, proclamado bajo una supuesta igualdad ciudadana.

Sin embargo, esta igualdad no se extendía al campo del derecho al voto. Las mujeres podían ser elegidas pero no votar.

Para ello se esgrimían argumentos tales como una supuesta “histeria femenina” que hacía de la mujer un ser inferior, basada en la emoción. También afirmaban que el voto femenino perjudicaría gravemente a la izquierda y a la república en favor de candidaturas conservadoras.

El voto de las mujeres es un elemento peligrosísimo para la República […] la mujer española […] no se ha separado de la influencia de la sacristía y el confesionario […] a la mujer puede dársele el derecho pasivo, pero nunca el derecho a ser electora.

Solo había dos mujeres electas que votaron por la aprobación del sufragio femenino: Clara Campoamor y Victoria Kent. Cada una con una posición contraria.

Los argumentos en contra del voto femenino no eran esgrimidos solo por los hombres de la cámara. Sino que también eran defendidos por una mujer: Victoria Kent.

Victoria Kent argüía que debía priorizarse la lucha obrera y aplazar el voto femenino ya que “creía que no era el momento de otorgar el voto a la mujer española”.

Victoria Kent fue diputada por el partido republicano-socialista. Muchos la han considerado una de las feministas más importantes de España. Pero esto no es cierto. Votó en contra de otorgar el voto a la mujer y fue partidaria de postergarlo. Creía que el lugar de la mujer casada es estar en casa y cuidar de los hijos e hijas. No creía en el divorcio. No era feminista y además, no se consideraba a ella misma como tal.

En la posición contraria encontramos a Clara Campoamor del Partido Radical. Quien manifestó sólidos argumentos en favor del voto femenino como que las mujeres sufrían de la misma forma la legislación, que pagaban sus impuestos de la misma forma, que si afirmamos que la mujer es un ser humano, debe tener los mismos derechos que el hombre, igual que los tiene el mendigo y el analfabeto.

Finalmente, después de argumentos y contraargumentos, el 1 de octubre de 1931 se aprobó el sufragio femenino por 161 votos a favor, 121 en contra y 188 abstenciones. Sin embargo, su principal promotora y gracias a la cual se consiguió, dejó de ser apoyada desde su partido, el cual decidió abandonar y no perteneció a ninguna otra formación.

Algo más de dos años después, el 19 de noviembre de 1933 las mujeres votan por primera vez en España. Ganan las fuerzas de la derecha y Clara Campoamor pierde su escaño por Madrid. Sin embargo esta fue una victoria para ella después de tanta lucha.

Como no, de esta derrota se culparía a Clara Campoamor y al resto de mujeres que votaron. 

Por tanto, se puede afirmar rotundamente que el voto femenino en España tiene nombre: Clara Campoamor.

El que las mujeres podamos votar, se lo tenemos que agradecer a esta valiente feminista y defensora de los derechos de las mujeres.

Tres años después, en 1936 ganó las elecciones el Frente Popular (agrupación de partidos de izquierdas), pero nadie le pidió disculpas a Clara.

Ahora, después de 89 años de haber conseguido el sufragio femenino debemos recordar, hacer memoria y homenajear a las mujeres que han dado tanto por los derechos de las mujeres, en este caso a la mujer que consiguió el sufragio femenino en España: Clara Campoamor.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search