¿Dónde estuvimos las mujeres en la ilustración?

 In Libros, Mujeres en la Historia

La Ilustración se basa en la premisa de que todos los hombres nacen libres e iguales y con los mismos derechos. Sin embargo, la Ilustración no quería profundizar en la igualdad de los géneros, encontrándose aquí una de sus contradicciones. Se pensaba que la lucha contra los privilegios y el camino hacia el conocimiento era asunto del hombre. Sin embargo, y a pesar de estos intentos de dejarlas fuera, las mujeres participaron de la Ilustración. ¿Dónde estuvimos las mujeres en la ilustración?

Uno de los hitos más relevantes fue la “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana”, escrito en 1791 por Olympe de Gouges  como respuesta  a la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano.

Otro hecho importante fue la redacción por parte de Mary Wollstonecraft de la “Vindicación de los derechos de la mujer”.

Las mujeres también quedaron excluidas de la convocatoria por el rey Luis XVI de los Estados Generales, redactando así sus “cahiers de doléances”  y mostrando una conciencia clara de colectivo oprimido.

Por tanto, hubo mujeres intelectuales que reclamaron y abanderaron las peticiones de igualdad, llevando a una conciencia más colectiva. Pero no sólo hubo una participación intelectual de ciertas mujeres, ellas también participaron en la Revolución Francesa mediante una marcha hacia Versalles, trasladando el rey a París y tomando las armas.

De esta manera se pasó de los gestos individuales a un movimiento colectivo, convirtiendo la igualdad y los derechos de las mujeres en una cuestión pública y política.

Aparecieron también los salones, nuevas esferas donde, en igualdad intelectual, hombres y mujeres se reúnen para tratar temas políticos, filosóficos, literarios y artísticos.

Eran espacios de libertad para la emancipación femenina, más allá de todas las normas y sistemas sociales que adjudicaron a la mujer una función sumisa, inmutable y conformista con su situación. El papel de la mujer noble, era principal en este tipo de salones franceses. Sin embargo, esta esfera cultural se encontraba alejada de las clases más pobres y trabajadoras.

En este ambiente intelectual, aparece también un movimiento llamado “las preciosas” de la mano de la marquesa de Rambouillet. Cuyo lema fue el igual mérito de las mujeres y los hombres.

Por tanto, es posible considerar que las mujeres sí tuvieron un papel en la Ilustración, aportando ideas de igualdad y de liberación, y participando en los círculos intelectuales.

Las mujeres empezaron a reclamar sus derechos, iguales a los hombres, abogando por el lema de la Ilustración, que era la igualdad.

Eso sí, una participación femenina que se circunscribía prácticamente a las clases nobles y burguesas, que se podían expresar en los salones, inaccesibles para las mujeres que no pertenecían a ese ámbito y dejando fuera a las mujeres de las clases más bajas y pobres.

A pesar de la notable influencia que hubiesen podido tener, en el centro de una sociedad que seguía siendo patriarcal y una cultura androcéntrica, las mujeres acabaron siendo relegadas a las sombras de nuevo prohibiendo en la Revolución Francesa los salones de mujeres y cualquier tipo de actividad política.

Esta exclusión supuso el caldo de cultivo del pensamiento feminista, que se desarrollaría posteriormente.

La Ilustración, que en principio iba a dejar relegada a la mujer, fue el empuje necesario para la aparición del feminismo, el cual puede que no hubiese aparecido si no se hubiesen dado esas circunstancias.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search