Luz de gas, el maltrato psicológico prácticamente invisible.

 In Salud, Violencia de género

Aunque sigue siendo desconocido, cada vez más persones hemos oído hablar del maltrato psicológico conocido como luz de gas, el maltrato psicológico prácticamente invisible.

No muchas personas saben que el maltrato psicológico luz de gas tiene un origen cinematográfico.

Este término fue acuñado a raíz de la película Gaslighting. Una película inglesa de 1940 de Anton Walbrook, basada en la obra de teatro homónima de Patrick Hamilton.

Cuatro años después, en 1944 se hizo una versión estadounidense protagonizada por Ingrid Bergman, mucho más conocida.

El argumento de la película gira en torno a una pareja, Paul y Bella, que años después de que la tía de Bella fuera asesinada en su casa por un ladrón en busca de unos rubíes que no fueron encontrados, se mudan allí.

Al cabo de poco tiempo ella empieza a notar ciertos fenómenos extraños en la casa. Como por ejemplo, que le desaparecen y aparecen objetos, que supuestamente ha dicho cosas que no recuerda, y sobre todo, ve cómo la llama de las lámparas de gas de la casa disminuye para después aumentar de nuevo y los ruidos en el ático de la vivienda.

Su marido no solo no la cree, sino que poco a poco va haciendo mella en su salud mental hasta que ella empieza a creer que se está volviendo loca y le hace incluso dudar de sus propios sentidos.

Ya que, para reforzar la creencia de que ella está loca, manipula todo su entorno.

Él incluso la llega a amenazar con encerrarla en una institución psiquiátrica, algo que le hubiera resultado muy sencillo, a lo que ella reacciona aterrorizada.

Finalmente, se esclarece que Bella no estaba loca, que no veía alucinaciones, que aquello que oía y veía era completamente correcto y que su marido únicamente había intentado hacerla tanto pasar por loca ante los demás, especialmente ante el servicio, como que ella misma se creyera loca.

La violencia de género es un fenómeno muy prevalente, y especialmente el maltrato psicológico. Dentro del maltrato psicológico se encuentra el llamado luz de gas, el maltrato psicológico prácticamente invisible.

Este es un fenómeno muy sutil y difícil de comprender, tanto, que ni siquiera las víctimas son capaces de reconocerlo fácilmente.

Mediante este tipo de maltrato, al igual que se hacía en el film, se desgasta la estima y confianza de la mujer hasta que se consigue anularla completamente, y lo único que queda es la inseguridad, el miedo y la duda.

El maltratador cuestiona todo, lo discute todo y menosprecia todas las decisiones, opiniones y percepciones de la víctima.

Incluso aquello que ambos han escuchado, visto o dicho. Todo.

De este modo, la mujer víctima deja de opinar por miedo e inseguridad. Empieza a dudar de su cordura, de sus percepciones y empieza a convencerse de que se imagina cosas, que recuerda mal las discusiones y promesas.

Este maltrato, al igual que cualquier expresión de violencia machista, no empieza con fuerza, sino de forma sutil, poniendo en duda alguna discusión o algún acuerdo y la víctima acaba por dar la razón al agresor.

Este es el primer paso en la mella de la autoestima de la víctima.

A partir de esta primera concesión vendrán más, cada vez más frecuentes y de aspectos más variados. Llegando incluso a las cosas más obvias y más fáciles de comprobar.

Pero cuando llegue a este punto, la víctima ya no tendrá fuerzas de luchar, de alegar, de contravenir, de discutir.

No tendrá fuerzas para nada.

Como se ha dicho anteriormente, este tipo de maltrato sigue siendo bastante desconocido y es muy difícil de identificar, porque si dudas incluso de tu percepción, difícilmente pensarás que estás siendo maltratada.

Es por ello que es muy importante dar a conocer este tipo de maltrato y conocer sus signos, entre los que se encuentran:

  • El maltratador repite constantemente que la mujer loca, que está perdiendo la cabeza o que deberían encerrarla.
  • Da la vuelta a las situaciones y se sitúa como víctima de todo.
  • Convence a la víctima de que es responsable de que todo salga mal y es la culpable de todo.
  • La víctima tiene sensación de irrealidad o despersonalización, llega a dudar aquello que percibe como real.
  • La víctima nunca tiene razón. El maltratador se esfuerza en llevar siempre la contraria, incluso en temas sin importancia.
  • Ataca de forma verbal o física las cosas que tiene valor para la víctima.
  • Miente desvergonzadamente, incluso en aspectos que su comprobación es relativamente sencilla.
  • La víctima recuerda situaciones o conversaciones que el abusador niega.
  • Las víctimas experimentan elevados niveles de estrés y ansiedad.

La doctora Robin Stern distingue tres etapas dentro del proceso del gaslighting:

La primera es la desconfianza. La víctima todavía es consciente de su propio criterio. Le gustaría obtener la aprobación por parte del abusador, pero no se siente desesperada por ello.

La segunda fase es la de defensa. Se caracteriza por la necesidad de la víctima de defenderse a sí misma. Busca pruebas de manera compulsiva para demostrar su abusador se equivoca. Empieza la desesperación por conseguir su aprobación.

La última fase es la de depresión. En este punto, la autoestima está bastante socavada. Quien padece los abusos trata de probar que el manipulador tiene razón, con el pensamiento de que así empezará a actuar como el abusador quiere y finalmente conseguir su aprobación.

Las consecuencias de este tipo de maltrato pueden ser devastadoras para las víctimas, quienes suelen sufrirlo durante muchos años hasta que literalmente no pueden más.

Estas consecuencias van desde la depresión, falta de autoestima, aislamiento, a la ansiedad e incluso al trastorno de estrés postraumático.

Es por ello que es fundamental conocer este tipo de maltrato mucho más prevalente de lo que nos podemos llegar a imaginar y conocer sus señales de alarma, para así cuando las detectemos escapar.

Os dejo este link en el que podréis encontrar la película Gaslighting de 1940 y podréis comprobar a la perfección cómo es este tipo de violencia psicológica y cómo actúan los maltratadores machistas:

Showing 2 comments
  • Avatar
    Camila
    Responder

    Muchas gracias por el material, valoro mucho este espacio de infomacion 🙂

    • Joana Albiñana Durá
      Joana Albiñana Durá
      Responder

      Me alegro que te guste.
      Gracias a ti 🙂

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search